¿Porqué hacer cirugía robotica?

La cirugía robótica (también llamada cirugía laparoscópica asistida por robot) es un tipo de cirugía similar a la cirugía laparoscópica. Esta cirugía se realiza también a través de pequeñas incisiones en comparación con la cirugía abierta tradicional. Los precisos y finos movimientos que se logran con el robot tiene algunas ventajas sobre la cirugía laparoscópica.

En ocasiones, la cirugía laparoscópica asistida por el robot puede hacer que el cirujano efectué procedimientos menos invasivos, los cuales no son posibles con la invasiva cirugía abierta. Una vez que es colocado dentro del abdomen, el brazo robótico permite al cirujano usar en forma más simple los instrumentos que se utilizan en la cirugía laparoscópica.

El robot reduce los movimientos del cirujano (por ejemplo un movimiento de 3 cm. del cirujano equivale a 1 cm. con el robot), lo cual hace desaparecer el temblor de la mano haciendo la cirugía más fina precisa. Además, los instrumentos robóticos pueden llegar a zonas del cuerpo que son más difíciles de alcanzar con la cirugía abierta, aún cuando la incisión en el abdomen sea de gran tamaño.

Durante la cirugía robótica el cirujano puede ver más fácilmente la zona operada. El cirujano está sentado en posición más confortable y puede mover sus manos en forma más natural. Sin embargo, la cirugía robótica puede durar más tiempo debido a que es necesario acoplar el robot al paciente, tiempo que disminuye en la medida de que todo el personal del quirófano esté entrenado en su uso.

La cirugía robótica puede ser usada en numerosos procedimientos quirúrgicos de cirugía urológica, cirugía gastroenterológica, cirugía ginecológica, cirugía oral, cirugía cardiovascular, etc.

En nuestra experiencia la cirugía robótica se ha utilizado en:

- Prostatectomía radical por cáncer de próstata
- Prostatectomía simple (Adenomectomía) en crecimientos prostáticos benignos de gran tamaño
- Cistectomía radical por Cáncer de vejiga
- Neovejiga ortotópica intracorpórea ( vejiga nueva realizada con intestino delgado conectada a la uretra sin necesidad de incisiones en el abdomen)
- Nefrectomía parcial por Cáncer de riñón ( con conservación del riñón)
- Nefrectomía radical o total (en cáncer renal de gran tamaño o en riñones sin función con riesgo de complicaciones)
- Linfadenectomía Lumboaórtica ( extirpación de los ganglios del abdomen en cáncer de testículo antes o después de quimioterapia)
- Pieloplastía (cirugía plástica de estrechez de la salida del riñón)
- Reparación de fístulas vesico-vaginales (comunicación anormal entre vagina y vejiga como complicación de una extirpación del útero)
- Reparación del uréter ( conducto que baja del riñón has la vejiga que está obstruido)